Sí, ¡existe el yoga para nuestro rostro! Y este se ha convertido en toda una tendencia para liberar el estrés, fortalecer nuestro cutis -al practicarlo fortalecerás 57 músculos de la cara- y lucir algunos años menos. Practicando solo 10 minutos al día de una sencilla rutina de ejercicios, mejorarás la apariencia de tu rostro, minimizarás las líneas de expresión, aportarás más oxigenación a la piel, mejorarás la circulación y, como si fuera poco, tu rostro disfrutará de un efecto relajante que se traduce en un cutis descansado y libre de tensiones.

¿Qué necesitas para practicarlo y cómo debes hacerlo?

¡Sencillo! Para practicar el yoga facial solo necesitas de un espejo y tus manos. Ahora bien, si hablamos de cómo realizarlo, lo más recomendado es que hagas tus ejercicios faciales antes de irte a dormir, después de llevar a cabo tu rutina facial de limpieza e hidratación, claramente. Recuerda que con nuestros Pads Faciales JGB encuentras el toque de suavidad que tu piel merece, y son ideales para retirar el maquillaje, aplicar el tónico o retirar mascarillas faciales.

Ejercicios de Yoga Facial

¿Preparada para ejercitar tu rostro? Aquí te dejamos algunos de los ejercicios más reconocidos y funcionales de esta práctica moderna:

Papada

Colócate como si sujetaras tu cabeza con una mano, empuja la barbilla hacia abajo sobre los dedos que la sostienen y apoya el codo sobre la otra. Mantén la postura durante tres respiraciones profundas. Después utiliza los dedos dando toques suavemente en la parte inferior de la barbilla. Alterna con cada una de tus manos durante 15 segundos.

Beso de Marilyn
Primero, inclina la cabeza hacia atrás suavemente y, mientras miras hacia arriba, haz el gesto de dar un beso emulando a Marilyn Monroe. Repítelo 10 veces haciendo el sonido del beso. Después relaja la cara y respira profundamente. Segundo, tras exhalar imagina que estás soplando una vela, empujando los labios ligeramente. Relájate y repítelo dos veces más.

El búho
Este es un ejercicio completo que te ayudará a reafirmar y a reducir las líneas y las arrugas de la frente. Haz una “c» con los pulgares e índices y colócalos alrededor de los ojos. Con los índices encima de las cejas y los pulgares sobre las mejillas, tira hacia arriba para tratar de levantar las cejas con los ojos muy abiertos. Mantén esta posición durante dos segundos, relájate y repite de nuevo tres veces más. A continuación, quédate en esta postura durante 10 segundos.

¿Interesantes ejercicios cierto? Tú solo relájate, diviértete con estas muecas graciosas y disfruta de un tiempo de calidad contigo misma. Eso sí, recuerda siempre que todo está en la práctica y la constancia, por ello, si deseas recuperar la elasticidad de tu rostro y lograr que este parezca algunos añitos más joven… ¡Atrévete a probar hoy el yoga facial!

Fuente e imágenes tomadas de: https://cutt.ly/Rh2xjdM

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *